Radios Escolares

Volver

El viejo gomero

Autora: Milagros Abigail Caraballo. EES N°123, La Matanza.

Creado: 26/05/2021 | Actualizado: 16/11/2021

Eran como las ocho de la noche del verano pasado. El calor era sofocante y me encontraba reposando debajo del fresco gomero que cubría parte de nuestro patio. Podía pasar horas recostado allí, porque ese árbol añoso tenía cierta magia para mí. Mi abuelo me había contado cierta vez que fue el primer arbusto que plantó cuando llegó al barrio del Talita. Estaba solo, pues mis padres habían salido.

De pronto sentí cómo algo me tomaba bruscamente de los tobillos y me arrastraba hacia el fondo de la inmensa pileta de casa. Casi en un instante ya me encontraba en la profundidad del agua sin saber qué hacer. Sólo sentía frío y mucha angustia. A lo lejos escuchaba gritos desgarradores de dolor, casi el mismo dolor que sentía mi alma. Todo era tan incierto...en un momento inesperado comenzó a faltarme el aire y sentí que alguien me impulsaba hacia arriba. Nadé hacia la orilla y al salir del agua, corrí hacia dentro de casa. Al abrir la puerta de mi habitación, desperté. Aterrorizado, observé rastros de agua en el suelo, mi ropa húmeda y mis tobillos ultrajados.

Desconcertado salí hacia el fondo, cerca de la pileta, y me sorprendí al ver mi chaqueta tirada debajo del gomero. Me senté en la reposera que estaba allí y vinieron a mi cabeza infinidad de preguntas y ninguna respuesta.