Volver

El hombrecito de jengibre / The Gingerbread Man

Orientaciones para la enseñanza de la lectura, la escritura y la oralidad en inglés a partir del cuento The Gingerbread Man.

Creado: 02/11/2022 | Actualizado: 10/11/2022

El Programa de intensificación de la enseñanza tiene como propósito que las y los estudiantes que el próximo año promueven al Segundo Ciclo de la escuela primaria o al Nivel Secundario puedan comenzar y continuar sus estudios sin obstáculos. En este marco, se desarrollan propuestas pedagógico-didácticas que buscan fortalecer la enseñanza y ofrecer nuevas oportunidades para seguir aprendiendo.

En esta oportunidad, la Dirección Provincial de Educación Primaria ofrece una propuesta de intensificación en torno al contexto literario para las chicas y los chicos que cursan tercer año en escuelas de jornada completa con Inglés desde el primer año. Se trata de una secuencia didáctica a partir de la lectura del cuento The Gingerbread Man (El hombrecito de jengibre). La propuesta también incluye el audio del cuento y los materiales didácticos para imprimir (cuento ilustrado y soporte visual). 

En torno a un mismo cuento: sostener un tiempo didáctico de varias clases

Como hemos sugerido en entregas anteriores (The Three Little Pigs¹; Little Red Riding Hood²), el uso de cuentos infantiles como material didáctico es una herramienta valiosa para que las chicas y los chicos inicien o avancen en la lectura en inglés a través de su docente. Las reiteraciones en la estructura narrativa y en los parlamentos de los cuentos facilita a las niñas y los niños el acceso a la lengua extranjera: la repetición les permite reconocer personajes, identificar escenas y poder anticipar lo que sigue en la narración, lo cual genera un espacio seguro para su contacto con la lengua extranjera. 

Como docentes, es posible aprovechar las características de este tipo de textos para planificar una secuencia de situaciones didácticas en torno a un cuento en particular. Las tareas pedagógicas que se planifiquen serán oportunidades para brindarles a las y los estudiantes distintas y variadas aproximaciones a la lengua extranjera, las cuales son necesarias para el proceso de aprendizaje. Es indispensable destinar un tiempo durante varias clases para volver al texto con distintos propósitos: volver a una escena del cuento para leer qué dicen los personajes, para dramatizar un diálogo, para ver cómo se escriben algunas palabras en inglés o para reparar en algunas estructuras de la lengua, entre otras actividades posibles. Se trata de dar tiempo a la adquisición, a reencontrarse con lo visto anteriormente y a retomar lo que sigue. Teniendo esto en cuenta, se proponen situaciones de lectura, escritura, oralidad y reflexión sobre el lenguaje en torno al cuento The Gingerbread Man. 

Primer acercamiento al cuento 

La estructura narrativa de The Gingerbread Man facilita el acceso de las y los estudiantes a la lengua extranjera. En gran parte del texto, el avance de la trama se basa en el diálogo entre el hombrecito de jengibre y quienes lo persiguen; un mismo intercambio se repite a medida que el hombrecito se encuentra con nuevos personajes. Estas escenas dialogadas le otorgan menor densidad al texto escrito, característica que aliviana el procesamiento de la lectura para las más pequeñas y los más pequeños y que ayuda a que comprendan más fácilmente su contenido. Al mismo tiempo, estas reiteraciones permiten a las niñas y los niños anticipar lo que sigue en el texto; el cuento propicia un contexto seguro que las y los invita a participar de una lectura compartida con la o el docente. 

Por otro lado, es posible que las niñas y los niños conozcan el cuento y a su personaje principal³ en lengua materna, ya que “El hombrecito de jengibre” fue una propuesta del área Prácticas del Lenguaje durante el año 20224. Conocer el cuento es un apoyo más con el que ellas y ellos cuentan para acceder al texto en inglés, dado que saber la trama les brinda más confianza para reconocer escenas e identificar frases recursivas en inglés.  

Antes de la lectura por parte de la o del docente, es interesante recordar con las niñas y los niños que ya conocen el cuento distintos aspectos de la historia y alentar a hacer anticipaciones sobre la lectura. En las tareas de preparación, se puede preguntar a toda la clase: “Do you know the story?”, “Do you recognise this character?”, “Who is this?” (señalando las imágenes), entre otras posibles opciones. Las respuestas podrían quedar registradas en un afiche o en el cuaderno de cada estudiante para ser retomadas más adelante en la secuencia. 

Estas anotaciones suman al ambiente alfabetizador5del aula, es decir, a los materiales que sirven de apoyo permanente para saber cómo se dicen y/o escriben ciertas palabras o frases en inglés. Este ambiente alfabetizador, el cual se construye en conjunto con las niñas y los niños, será un soporte para andamiar las tareas que se propongan. Es por ello que se recomienda que las y los estudiantes se involucren en la elaboración de estos carteles y afiches que quedan en el aula, así luego sabrán cómo recurrir a los mismos para avanzar en su aprendizaje. 

Una vez establecido el contexto, la o el docente lee el cuento mientras las niñas y los niños siguen la lectura. Es muy importante que cada estudiante tenga su copia para seguir lo que se lee y poder apropiarse del texto. Si bien la propuesta se acompaña con un audio del cuento leído en voz alta, se recomienda que el primer acercamiento al texto lo haga la o el docente leyéndolo en clase. 

En su lectura, la o el docente puede valerse de la gestualidad y la entonación para destacar las expresiones formulaicas del cuento (A long, long time ago), enfatizar las palabras clave (So the Gingerbread Man climbed onto the fox’s back) o detenerse en la rima; estas intervenciones facilitan a las y los estudiantes la entrada al texto en inglés. En esta lectura, la o el docente ayuda a la comprensión aportando información que no está en el texto: subraya lo que ha pasado inadvertido para las niñas y los niños y ayuda a buscar en el texto respuestas, sugiere postergar la elaboración de esa respuesta hasta haber avanzado un poco más en la lectura, cuestiona algunas interpretaciones de las alumnas y los alumnos y alienta a confrontarlas, entre otras estrategias (Lerner, 2002).6 A modo de ejemplo, se podría preguntar a la clase: “Does the gingerbread man escape one time, two times or three times? Who is he escaping from? Who says ‘Stop! Stop!’? Who does he meet first?”.

En esta conversación con las y los estudiantes, surgirán palabras que no están en el texto y las y los docentes podrán reponer, por ejemplo: “The cow and the horse want to eat the Gingerbread Man”. Se invita a las chicas y los chicos a justificar su respuesta: ¿en qué partes del texto se dice que los personajes quieren comer al hombrecito? Aquí es posible recurrir a frases que hacen a las situaciones habituales de la clase de inglés, como por ejemplo “Go to part 1”, “Juana, can you read line number two, please?”, “Let’s read together”, etc. Con ayuda del docente, las niñas y los niños leen breves fragmentos para corroborar con toda la clase la información que se está buscando. 

Luego, es posible detenerse en la escena del zorro; las y los estudiantes vuelven al texto para buscar qué dice este personaje. La o el docente lee la escena en voz alta y consulta: “Does the fox want to eat the Gingerbread Man? What does he say? Does he say ‘Let me take a bite’?” Nuevamente, se alienta a las alumnas y los alumnos a que lean el texto para verificar su respuesta.

Ellas y ellos pueden demostrar comprensión del cuento aun si no han adquirido o no recuerdan los exponentes lingüísticos correspondientes en inglés y tienen que recurrir a su primera lengua para responder una pregunta o hacer algún aporte a la clase. La o el docente toma lo que las chicas y los chicos dicen y lo comunica a la clase en inglés, sin interrumpir el flujo de la narración. Estas prácticas pedagógicas de translengua7 ayudan a recuperar lo que las chicas y los chicos ya saben y el mundo de la experiencia familiar en la lengua materna para construir sentido en la lengua adicional, a la vez que contribuyen al proceso de adquisición. Éstas prácticas trascienden la traducción o el cambio de código espontáneo o incidental, ya que son prácticas pedagógicas planificadas.

Situaciones de oralidad 

Además de las frases típicas que hacen a la rutina de la clase de inglés –“It’s story time!”, “Let’s read together”, “Go to part one”, “In which picture can you see the horse?”–, los momentos de lectura por parte de la o del docente a todo el grupo son instancias donde las niñas y los niños pueden reparar en la prosodia y la entonación de la lengua extranjera, como también en la pronunciación de las palabras que van incorporando a su repertorio lingüístico. Al mismo tiempo, este momento de lectura en voz alta puede ser un momento de lectura compartida con las y los estudiantes; la lectura no es solo una experiencia de escucha sino que también puede convertirse en práctica de producción oral. Al leer junto a su docente, las niñas y los niños pueden explorar cómo suenan y cómo se pronuncian las palabras en inglés. 

La lectura compartida no significa que lean todo el texto, sino que participen de la lectura de alguna parte. En el caso de The Gingerbread Man, las escenas dialogadas son un buen punto de partida: además de ser breves, estos diálogos se repiten a lo largo del cuento, lo que en un primer acercamiento permite a las niñas y los niños recordarlos más fácilmente. La o el docente puede tomar el rol de narrador y las y los estudiantes acompañan leyendo las líneas de los personajes. 

Otra parte en la que la clase puede participar es en la lectura de la rima. Esta estrofa puede quedar en el pizarrón para que la o el docente señale las palabras a medida que las niñas y los niños van leyendo. También es posible hacer una lectura coral o en pequeños grupos alternados, con diferentes tonos y ritmos. 

Situaciones de lectura y escritura

Después de establecer un primer contacto con el cuento a través de la lectura de la o del docente, es posible proponer tareas en las que las chicas y los chicos tengan que volver al texto por sí mismos. Para esto, se sugiere realizar relecturas de distintas escenas para recuperar el sentido del texto: reconocer personajes y elementos clave, detenerse en los diálogos, las frases recursivas, las acciones o las descripciones particulares, revisar hipótesis de lectura, detenerse en la rima, etc. 

En una primera aproximación, se propone volver al cuento para identificar a los personajes: las y los estudiantes emparejan ilustraciones con nombres. Para realizar esta tarea, se pide que señalen las escenas donde aparecen los personajes; la o el docente lee en voz alta las partes señaladas y entre todas y todos chequean las respuestas. Esta tarea es una buena oportunidad para reparar en las distintas formas de pronunciación de una letra en distintas palabras, como por ejemplo cow-old-woman. 

 

The characters. Who are they? Write

The Gingerbread Man            The old woman           The old man   

 The cow           The horse          The fox

The Gingerbread Man    

     

En un segundo momento, es posible proponer que las y los estudiantes encuentren en qué orden el protagonista del cuento se encuentra con los distintos personajes. Ellas y ellos vuelven al texto para identificar con quién se encuentra el hombrecito y ordenan la información en un cuadro. 

 

Who does the gingerbread meet first? Number the characters in the order the Gingerbread Man meets them. 

  The fox
  The horse
1 The old woman
  The cow
  The old man

Las y los estudiantes pueden compartir sus respuestas; la o el docente provee ayuda para que las digan en inglés. Se comparten dos opciones posibles, las cuales pueden proponerse para resolver de forma oral y/o escrita. 

1) In the story, the Gingerbread Man meets five characters.

Number one is the old woman. Number two is _________ Number three is_________

2) In the story, the Gingerbread Man meets five characters.

First, the old woman. Next, _____________ Then, ___________________ 

Finally, _____________

Ya identificados los personajes, se vuelve al cuento para comprender la trama. La narración de The Gingerbread Man se estructura alrededor de diálogos repetidos, los cuales proporcionan información importante para el avance del cuento. Es posible detenerse en estos diálogos para ver qué dicen los personajes y quién dice cada frase. La o el docente puede invitar a sus estudiantes a identificar las escenas en donde aparecen los personajes de cada consigna para que verifiquen en el texto su respuesta. 

 

Who said it? Read the story and circle the right option

1. The fox/ The cow said “Let me take a bite.” 

2. The horse/ The Gingerbread Man said “You can’t catch me.” 

3. The old man/ The Gingerbread Man said “Stop!”

4. The old woman/The fox said “I can help you.”

Teacher: Where is the fox? Let’s see… 

Student A: En la parte tres.

Teacher: Ok, let’s go to part three. Does the fox say “Let me take a bite?”

Students: Noooo.

Teacher: Ok, let’s check what the cow says. Where is the cow? 

Student B: In part two.

 

Luego, se puede avanzar en lo que hay detrás de cada diálogo. En la siguiente tarea se propone identificar los problemas que tienen algunos personajes en el cuento. Nuevamente, las y los estudiantes vuelven al texto a buscar a los personajes por los que se pregunta.

 

Problems in the story. Go back to the text. Match questions 1-3 to the answers

1. What’s the Gingerbread Man’s problem?                   He can’t eat the Gingerbread Man.

2. What’s the old woman’s problem?                             He can’t cross the river.  

3. What’s the fox’s problem?                                          She can’t catch the Gingerbread Man

En relación con la escritura, se pueden proponer distintas prácticas de acuerdo a los recursos lingüísticos que las niñas y los niños manejen. A modo de ejemplo, pueden hacer una lista, armar rótulos, escribir un epígrafe de una imagen, entre otras posibilidades. En estos primeros contactos con la lengua extranjera, se esperan prácticas que sean guiadas, por lo que las y los estudiantes pueden participar de una actividad de escritura compartida en la que completen mensajes antes de escribirlos por sí mismos.

Tomando las estructuras y el vocabulario que emergen del cuento, una actividad posible es rotular láminas con las partes del cuerpo. Se vuelve a la escena donde la anciana hace al hombrecito de jengibre para identificar las partes del cuerpo que se nombran y luego etiquetar la imagen. 

 

The Gingerbread Man’s body.

a) Go back to the story and complete the graphic.

b) Number the parts of the body in the order the old woman made them. 

 

Después de esta tarea, se propone a las y los estudiantes completar un cuadro sobre el hombrecito de jengibre. Como en las actividades anteriores, se vuelve al texto para verificar qué es lo que corresponde en cada caso. 

 

Can the Gingerbread Man run?

 a) Complete the chart. Write “Yes, he can” or “No, he can’t”. 

Can the Gingerbread Man… run? Yes, he can. 
swim?  
climb?  
jump?  

b) What can the Gingerbread Man do? Use the information in the chart. Then, complete the description below.  

The Gingerbread man canrun, ……………………… He can’t ……………………….

 

La actividad anterior puede derivar en otras situaciones de escritura y oralidad, como por ejemplo, que las niñas y los niños comenten sus habilidades y las de sus compañeras y compañeros.

 

What can you do? Complete the chart. 

 

run     swim      climb    jump    dance   sing     rollerblade 

 

I can...✔️ I can´t...❌
   

What about your friend? Write.

Lara can...✔️ Lara can´t...❌
   

 

Reflexión sobre el lenguaje

Para finalizar, se propone detenerse sobre algunos aspectos de la lengua presentes en The Gingerbread Man para que las y los estudiantes los incorporen a su repertorio lingüístico. Como en propuestas anteriores, un tema que surge nuevamente es el orden de adjetivo y sustantivo en frases nominales (”small house”, “old woman”, “little man”, etc.), y el uso del artículo definido (“the house”, “the cow”, “the fox”, etc.). Quizás las niñas y los niños recuerden o reconozcan estas regularidades de otros textos, por lo que esta lectura es una buena oportunidad para volver a revisarlas. 

Por otro lado, un exponente relevante del cuento es el caso posesivo, el cual aparece en la escena final del zorro (“the fox’s tail”, “the fox’s back”). Además de pensar alguna actividad de descripción de personajes del cuento, es posible trasladar el uso del posesivo a las situaciones habituales de la clase. Esto emerge naturalmente en el aula cuando se recuerdan las fechas de cumpleaños (“It’s Juan’s birthday today”) o reparten útiles (“This is Mía’s booklet”) por lo que es posible invitar a las chicas y los chicos a participar de estas rutinas y así propiciar que afiancen esta estructura para utilizarla en nuevos contextos. 

Por último, como se apuntó en las situaciones de escritura, es posible llamar la atención de las y los estudiantes sobre el uso del verbo modal “can”. Por ejemplo, se puede alentar a observar en qué posición aparece este verbo modal cuando se hace una pregunta y en qué posición cuando se afirma o niega algo. A su vez, es posible detenerse en la forma, la cual siempre es la misma indistintamente del sujeto. Se propone volver al texto para que las y los estudiantes busquen ejemplos, como “You can’t catch me”, “I can help you” o “We can swim across the river together”. 


¹Propuestas para intensificar la enseñanza de Inglés a partir de la planificación de una secuencia en torno a un cuento conocido: The Three Little Pigs.

²Orientaciones para planificar situaciones de lectura, escritura y oralidad en el idioma inglés en torno al cuento Little Red Riding Hood.

³“El hombrecito de jengibre” es un cuento infantil inglés publicado por primera vez en 1875. Aunque no suele formar parte de la tradición literaria de nuestra infancia, el personaje se hizo conocido a partir de su aparición en la película Shrek 1. Allí se advierten algunas de sus características: corre sin cesar para evitar que lo coman, les parece muy sabroso a los que se cruzan con él, confía en la velocidad de su carrera y, sobre todo, desea ser libre.

4Planificar la intensificación-3er año-El hombrecito de jengibre.

5El ambiente alfabetizador está explicado en el Documento N° 10/2020 “La enseñanza de Inglés a niños y niñas en la Escuela Primaria”.

6Lerner, D. (2002) “La autonomía del lector. Un análisis didáctico” en Lectura y Vida (junio 2002).

7Nos hemos referido al concepto de translengua en el Documento N° 10/2020 “La enseñanza de Inglés a niños y niñas en la Escuela Primaria”.