Volver

25 de mayo: las mujeres de la Revolución

Actividades para trabajar, debatir y profundizar acerca de las mujeres que construyeron nuestra patria.

Creado: 20/05/2021 | Actualizado: 10/06/2021

Las mujeres de la Revolución

Sin duda la enorme mayoría de las referencias que tenemos de nuestro proceso independentista nos hablan del protagonismo masculino, pero eso no quiere decir que las mujeres no hayan luchado y participado en él de distintas maneras. Mujeres de todas las razas y clases sociales asumieron los desafíos de la época y lucharon por una patria justa, libre y soberana. Guerreras como Juana Azurduy y Manuela Pedraza, tertulianas como Mariquita Sánchez de Thompson, o enfermeras como María Remedios del Valle. 

A la sombra de la historia oficial, ellas y muchas otras mujeres fueron parte fundamental del proceso independentista, desde las tareas domésticas de cuidado que las ocupaban o bien participando de la vida pública. Dejaron documentos, cartas y textos que es necesario rescatar: todos testimonios de que la independencia y de la patria naciente también tenían un profundo sentido femenino.

En esta oportunidad, proponemos algunas actividades para que puedan trabajar, debatir y profundizar acerca de las mujeres que construyeron nuestra patria, los motivos de sus múltiples invisibilizaciones y opresiones, y hacer un ejercicio de visibilización y reivindicación de sus historias de vida y de lucha. 

1-  María Remedios del Valle, la madre de la patria


Fuente: Wikimedia commons

a) Leer la breve biografía de María Remedios del Valle. Identificar las palabras que no conocemos y buscar su significado.

¿Conocías a María Remedios del Valle? ¿Y a alguna otra mujer independentista? ¿Por qué crees que sabemos poco de ellas?

María Remedios del Valle, la madre de la patria

"La madre de la patria", así la llamaron a María Remedios del Valle, una argentina de origen africano que nació en 1766 en la capital del Virreinato del Río de la Plata. Ella no fue ama de casa, ni periodista, ni esposa de un político. Su vocación de servicio la llevó a realizar trabajos de enfermería para auxiliar a quienes defendieron la ciudad porteña durante la segunda invasión inglesa, en 1807. Sin embargo, su espíritu patriótico la hizo ir más allá, incluso, para tomar las armas. Así lo hizo. Estuvo enlistada en distintas batallas como la de Tucumán, Salta y Ayohuma. Su marido y dos hijos no sobrevivieron a las guerras, mientras que ella continuó atendiendo a los heridos y arriesgando la vida por su tierra.

Fue Manuel Belgrano quien, deslumbrado por su compromiso, disciplina y lealtad, la nombró capitana de su ejército. Entre sus hazañas, se destacó por su gran fortaleza. Se sabe que fue herida de bala, hecha prisionera por los españoles y sometida como escarmiento a nueve días de azotes públicos que le dejaron cicatrices para el resto de su vida. Pero pudo escapar e incorporarse a las fuerzas de Güemes y Juan Antonio Álvarez de Arenales, para otra vez cumplir una doble función, la de combatiente y enfermera. Cuando cumplió 60 años, ya terminada la guerra, María Remedios del Valle volvió a Buenos Aires para convertirse en mendiga. Y así murió nuestra madre de la patria, vendiendo pasteles, tortas fritas y recogiendo sobras en los conventos.

Pero su suerte cambiaría de nuevo, a mediados de la década de 1820, cuando el general Juan José Viamonte la reconoció pidiendo limosna en las calles de la ciudad de Buenos Aires, ya hundida en una extrema pobreza. Una vez elegido diputado, solicitó ante la Sala de Representantes que se le otorgara una pensión por los servicios prestados a la patria. Así se le reconoció un sueldo correspondiente al grado de Capitán de Infantería, de 30 pesos, que se le abonaría recién el 15 de marzo de 1827, tras 7 años de insistencia legislativa.

Sin embargo, pasaron casi doscientos años hasta que en octubre de 2010, durante la sesión de homenaje al Bicentenario, se presentó un proyecto en el Congreso Nacional para levantar un monumento en su honor.

Fuente consultada: Mujeres que construyeron la patria. (2018). Ministerio de Cultura. Argentina.

b) Asímismo, se propone invitar a reflexionar sobre su condición de mujer, afrodescendiente y pobre, y sobre la importancia de reivindicar su historia en la actualidad.

¿Cómo se imaginan el papel de la mujer en ese momento en medio de los ejércitos patrióticos? 

¿Cómo era la situación de los “pardos” en este contexto histórico? ¿Por qué creen que el relato de su vida emerge en la actualidad? 

¿Qué cambios sociales se produjeron para que hoy se hable de ella y se valore su figura?

Para finalizar se propone que las y los estudiantes escriban frases o elaboren un afiche donde puedan sintetizar algunas de las ideas que quedaron resonando de las actividades anteriores, tanto las referidas a la historia de María Remedios como también a la reflexión sobre el género y la etnia en la actualidad.