Volver

Jardines maternales: actividades para continuar estudiando

Algunas ideas para las familias de las niñas y los niños que en estos días no pueden concurrir a los jardines maternales.

Creado: 06/05/2020 | Actualizado: 07/05/2021

Descargar cuadernillo PDF | INICIAL

 

Queridas familias:

En este tiempo que están en casa cuidando a las pequeñas y a los pequeños, queremos acercarles algunas propuestas. Seguramente a muchas y muchos de ustedes les resulten conocidas.

Durante la infancia, pero especialmente en estas edades, las niñas y los niños necesitan sentir nuestro afecto y cuidado.

Pero, como todavía no pueden comunicarse con palabras, nos “hablan” de lo que precisan a través de sus llantos, gestos, sonrisas y rostros.

Por eso, es importante prestar mucha atención para responder a sus necesidades.

Las y los bebés también necesitan moverse por sus medios.                             

       

 

Actividades para realizar a partir de los 3 meses

Debemos colocar a las niñas y los niños boca arriba en el piso, sobre una frazada cubierta con una sabanita.

Por sí mismas y mismos, comenzarán a probar nuevos movimientos.

Y, con el tiempo, descubrirán que pueden darse vuelta, empezar a reptar hasta que logren sentarse.

Conviene ponerles, cerquita, objetos que inviten a desplazarse, a observar y que despierten su curiosidad.

Esos elementos tienen que ser seguros e higiénicos ya que, como forma de exploración, se los llevarán a la boca.

Es su modo de descubrir cómo son los objetos, sus texturas y temperaturas. Están descubriendo el mundo.

Cuando ya puedan sentarse solas o solos, les gustará jugar con elementos de la cocina.

Entonces podemos hacer que se sienten en el piso sobre una frazada, y colocar algunos objetos como cucharas de metal y de madera, envases plásticos, coladores, etc.

Siempre procurar que estén limpios y que los bordes no sean filosos.

Las pequeñas y los pequeños disfrutarán tocando, chupando y descubriendo cómo son esos objetos y qué cosas pueden hacer sus manitos con esos objetos!

Sería bueno que las personas adultas puedan sentarse cerca de las niñas pequeñas y los niños pequeños para observar todo lo que pueden hacer.

Pero si están realizando otras tareas y no pueden hacerlo, es importante el cuidado y evitar elementos peligrosos cerca de ellas y de ellos, en especial en la cocina.

 

La música es una buena compañía en esta etapa. Podemos cantar, mover sus cuerpitos, hacerles upa y bailar con ellas y ellos. La música, el movimiento y el ritmo, resultan placenteros.

Pueden escuchar música variada. Entonces aprenderemos a reconocer en ellas y ellos sus gustos y sus reacciones.

A medida que van creciendo les gusta golpetear elementos y hacer sonidos. Las cucharas, los bowls y los llaveros pueden acompañar estas actividades.

Cuando ya empiezan a pararse, tenemos que tener mucho cuidado y prestar atención, porque pueden producirse accidentes. !!!

Las sillas, los cajones y el horno son algunos de los elementos a los que no podemos descuidar.

 

Actividades a partir de los 9 meses

A partir de los 9-10 meses podemos ofrecerles a las pequeñas y los pequeños cajas grandes de cartón para meterse dentro.

También envases de distinto tipo, que estén limpios y con bordes que no corten, para meterlos y sacarlos de cajas o latas; monederos, cajitas. Les encanta poner y sacar, apilar y tirar.

Es importante ofrecerles revistas o libros que podamos leerles o para que miren, que es su modo de leer.

Las niñas y los niños más grandes nos van a contar a su manera los cuentos que ya les contamos.

Podemos contarles un cuento o, simplemente, nombrarles los objetos que vemos. Y si son más grandes, invitarlas e invitarlos a repetir.

 

Actividades para niñas y niños de más de un año

Hacia el año y medio comenzarán a jugar con muñecos.

Podemos jugar con ellas y ellos a darles de comer, a cocinar, a ponerse ropa y a pasear por la casa.

También les gustan los elementos de arrastre. Una caja de zapatos o una botella plástica con una tirita sirve para que la paseen, la carguen y la trasladen. Pueden decorarla.

Además disfrutarán de dibujar con lápices, lapiceras y marcadores. Y disfrutarán de jugar con barro o con arena.

Les gusta jugar también con agua y tarritos. Si el clima lo permite o, durante el tiempo de bañado, puede ser una propuesta para disfrutar.

 

Y por supuesto, a medida que van creciendo, podrán empezar a colaborar en la casa, juntando juguetes, ropa, poniendo la mesa, vistiéndose, etcétera.

Son grandes oportunidades para que adquieran mayor autonomía.

De acuerdo a sus edades, podemos permitirles comer solitas y solitos, ofrecerles una cuchara y el uso de sus utensilios para promover su independencia.

Recuerden que a estas edades no es conveniente ofrecerles celulares ni pantallas. La luz de estos elementos es muy perjudicial para la vista.

Por eso también se recomienda controlar el tiempo que las niñas y los niños ven televisión.

Siempre tenemos en nuestra memoria juegos de infancia que podremos realizar.

Por ejemplo:

  • Juegos de sostén como mecer, hamacar o ico-ico caballito
  • Juegos de ocultamiento como cu-cu, o “¿dónde está?”
  • Canciones y versitos que podemos enseñarles

De acuerdo a sus edades poseen tiempos específicos que es importante respetar. Tienen necesidades de higiene, de sueño y alimento que debemos satisfacer.

Cada uno de estos momentos son buenas oportunidades para que ellos y ellas aprendan a confiar, se sientan seguras y seguros, que tienen nuestro amor.

Dedicar tiempo a estas actividades, mimarlas y mimarlos, darles caricias, sonreírles, cantarles, hablarles, pueden hacer la diferencia en la construcción del vínculo con ustedes.

Para crecer y aprender necesitan sentir nuestra compañía, afecto y seguridad. Necesitan que les valoremos sus logros, que aplaudamos sus pequeños grandes aprendizajes.

¡Tienen todo el mundo por descubrir!

No hacen falta grandes juguetes comerciales. La presencia, la mirada, acercarles algunos objetos, será suficiente para que sientan nuestra compañía en esta etapa tan importante, donde no hay nada mejor que el afecto.