Volver

Orientaciones para docentes de Nivel Inicial

Criterios para la selección y elaboración de propuestas que las maestras y los maestros acercan a las familias durante el período de aislamiento.

Creado: 06/05/2020 | Actualizado: 04/05/2021

Descargar cuadernillo PDF | INICIAL

 

Queridas y queridos docentes de educación inicial

 


Desde la Dirección de Educación Inicial queremos acercarnos para compartir algunos lineamientos que fundamentan las propuestas que estamos elaborando para que las familias realicen con las niñas y los niños, durante este tiempo en el que no pueden concurrir a los jardines.

Sabemos que la mayoría de ustedes se está comunicando con sus alumnas y alumnos y sus familias a través del WhatsApp u otros medios, para trasmitirles propuestas para hacer en este tiempo de cuarentena en las casas. Por eso queremos agradecerles el compromiso que han demostrado para estar cerca de ella y ellos, acompañando y manteniendo el lazo con la escuela.

En esta misma línea venimos trabajando desde esta Dirección. En este contexto, creemos necesario ponernos de acuerdo acerca de qué cuestiones son posibles trabajar en los diferentes contextos en los cuales nuestras y nuestros estudiantes viven, para sostener la continuidad pedagógica, pero sin olvidar que las familias no son docentes ni están en condiciones de ejercer esa tarea, además de estar atravesando situaciones complejas y de gran exigencia.

Entonces sobre los contenidos podemos proponer las actividades para que sean posibles de desarrollar en el hogar....

1• Por supuesto, para todas las edades, el juego.

Recordando siempre cómo deben ser los objetos que ponemos a su disposición en cuanto a higiene y seguridad, dentro de las posibilidades reales de las familias. También, la necesidad de ofrecerles un espacio para jugar y también la importancia de que las personas mayores o las hermanas y hermanos más grandes dediquen un tiempo para jugar con ellas y con ellos.

Para las bebas y los bebés, los juegos de sostén, de exploración y de ocultamiento.

Para quienes deambulan: juegos de exploración de objetos y algunas actividades para desarrollar su motricidad: treparse, dar pequeños saltos, afianzar la marcha.

A partir de los dos años: el juego simbólico. Y aquí conviene dar ideas acerca de los argumentos posibles a desarrollar, como jugar a la panadería, a la lancha, a la doctora o el doctor, a la peluquería, a las visitas, a cocinar, etc.

Juegos con reglas. Según la edad del grupo de sus alumnas o alumnos y el contexto de sus hogares, pueden sugerir juegos tradicionales que se puedan jugar en espacios reducidos (las estatuas, las escondidas, lobo está, veo-veo, etc.) o en espacios más amplios, como la rayuela, el huevo podrido, carreras con obstáculos, etc.)

Para los mayores de 3 años: juegos de mesa como loterías, rompecabezas, dominó, etc. Así como juegos de construcción. Les pueden sugerir construir con cajas, latas, potes, envases, papel de diario, tubos de cartón, etc.


2• Hablar, hablar, hablar con todas y todos.

Un aspecto que nos preocupa es que las personas adultas no hablen con las niñas y los niños. Nos interesa muy especialmente insistir en la importancia de entablar diálogos, de poner palabras a las acciones que se van realizando.

También en la necesidad de hablar de la situación que estamos viviendo, de por qué no van al jardín, por qué hay que quedarse en casa, qué quiere decir cuarentena, palabra que se escucha todo el tiempo. Asimismo proponer recuperar anécdotas familiares, relatar historias, etc.


3• Escuchar cuentos y poesías.

Bellas narraciones y poemas que puedan disfrutar tanto las nenas y los nenes, como sus familias. Las maestras y los maestros pueden seleccionar y narrar algunos cuentos para mandar por WhatsApp.

Les aconsejamos buscar en el portal del Ministerio de Educación de Nación en el sitio https://www.educ.ar/recursos/128387/crecer-en-poesia, un texto que recopila poesías.

También aquellas familias que tienen conexión, pueden hacer recomendaciones de lo que se encuentra por internet. Pakapaka, por ejemplo, ofrece mucho material para seleccionar según la edad del grupo. Tanto las bebas y los bebés, como las niñas y los niños mayores disfrutarán de relatos y poemas.

Podemos aclarar que no queremos que luego de escucharlos lo repitan, ya que el objetivo es disfrutar de escuchar cuentos y poesías, y conversar sobre ellos.


4• Dibujar, pintar, recortar pegar, modelar.

Sabemos que no todas ni todos tienen acceso a lápices, crayones, marcadores, pinceles, témperas. También la elaboración de masas puede ser un problema para ciertas familias. Si el jardín cuenta con estos recursos, se puede pensar una forma de ofrecerlos en préstamo.

También se pueden sugerir otras opciones como el uso de barro, carbón, palitos para dibujar en la tierra, el uso de agua de color resultante de hervir ciertas verduras para pintar con los dedos, etc.

5• Escuchar música, cantar, bailar.

Si bien es cierto que la selección de músicas que se escuchan depende de las preferencias familiares, es posible también enviar algunas canciones propias del jardín que las niñas o los niños ya hayan escuchado u otras nuevas que podrán aprender.

También pueden recomendar, para los que tienen conexión, sitios de internet, buenos grupos musicales especialmente dedicados a la primera infancia.

6• Comenzar a aprender la serie numérica:

Para las chicas y chicos mayores de 3 años la propuesta es proponer juegos que permitan que comiencen o amplíen su conocimiento de la serie numérica. Los juegos de cartas, de tablero, el uso de dados son algunas posibilidades de incorporar estos aprendizajes en clave lúdica.

7• Iniciarse en el registro de cantidades:

Para las niñas y los niños de 4 y 5 años se les puede proponer que vayan registrando “como puedan” los resultados de sus juegos. Aclarando que lo pueden hacer con bolitas, palitos y que eso es adecuado para esas edades.


8• Empezar a aprender a escribir su nombre:

También en estas edades es necesario que las pequeñas y los pequeños empiecen a copiar sus nombres. Pero no como una actividad mecánica, sino que tiene que tener un sentido: escribir el nombre en sus dibujos, en el registro de los puntos de un juego, etc.

9• Comenzar a comprender el sentido de la escritura:

En los juegos de compra-venta de productos alimenticios o de limpieza, es interesante que las niñas y los niños vayan descubriendo de qué producto se trata, gracias a que las personas mayores o las hermanas y los hermanos que ya saben leer, les muestren donde está escrito el nombre del mismo.

10• Mirar programas de calidad:

Sabemos que las niñas y los niños pasan mucho tiempo frente a las pantallas o al televisor. Es importante que como docentes podamos hacer recomendaciones de programas o de sitios de internet que resultan interesantes para ellas y ellos. Programas documentales sobre animales, de visita a algunos museos (para las y los de 5 años), sobre costumbres de diferentes pueblos, etc.

En especial, insistan en que las y los menores de 2 años no tengan acceso a las pantallas. Esto perjudica su visión.

Como saben, la escuela no es el espacio físico, sino el lazo que establecemos con nuestras alumnas y alumnos con el deseo de que cada día disfruten aprendiendo. Hoy ese lazo lo sostenemos a la distancia, pero con la cercanía de estar comunicándonos con todas y todos, en la esperanza de que pronto podamos abrazarnos sin temor.

Gracias nuevamente por todo el afectuoso trabajo que realizan con cada niña y casa niño en estos tiempos tan difíciles para nuestro país.