Volver

Representaciones escolares sobre la masculinidad

Orientaciones para el trabajo docente sobre la construcción y la deconstrucción de la masculinidad.

Creado: 18/08/2021 | Actualizado: 29/08/2022

Marco general: Semana de la ESI

Reflexiones sobre el abordaje de las masculinidades en las instituciones educativas

En el marco del Calendario Escolar y en consonancia y cumplimiento de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral N° 26.150 y la Ley Provincial de Educación Sexual Integral N° 14.744, se desarrolla desde el lunes 22 al viernes 26 de agosto la Semana de la ESI. [...]

Continuar leyendo el marco general .

La escuela primaria es un ámbito privilegiado para trabajar con las representaciones de las masculinidades. Las niñeces que transitan por las escuelas, en su amplia variedad de edades y etapas de vida, van construyendo representaciones, torneando personalidades y formas de vincularse con otras personas que serán trascendentales para su vida.

Por ello es importante que desde la escuela primaria ofrezcamos la posibilidad -tanto con las más pequeñas y los más pequeños como con las y los más grandes- de preguntarse y reflexionar sobre…

  • ¿Qué implica ser varón en nuestra sociedad? ¿Hay una sola forma de serlo? ¿Se es varón en oposición a ser mujer? ¿Necesito demostrar que soy varón? ¿A quiénes se lo tengo que demostrar? ¿Cómo lo hago? 

Reflexionar e identificar valores y conductas sobre las construcciones de género en general, y la masculinidad en particular, es un desafío complejo que implica un trabajo sostenido dentro y fuera de las aulas. A las propuestas curriculares para trabajar cuestiones puntuales sobre la construcción y la deconstrucción de la masculinidad, se suma el trabajo minucioso de la o del docente, que interviene sobre lo que sucede en el aula, sobre lo planificado y también sobre las situaciones que irrumpen, no con la intención de sancionar o de imponer representaciones propias, sino generando la reflexión como hábito, presentando nuevas posibilidades en la resolución de conflictos y desnaturalizando prácticas que muchas veces aparecen como “naturales”. 

Es importante que este trabajo diario esté presente también en el tránsito y en las actividades que cotidianamente transcurren a nivel institucional. En la entrada, en la salida, en los recreos, en las celebraciones, en la elaboración de los acuerdos de convivencia y en todas aquellas circunstancias en que la escuela convoca. La tarea implica -en muchas ocasiones- trabajar con las familias y con el propio cuerpo docente, para quienes también algunas prácticas de la masculinidad -aquellas descriptas en el marco general-  se suponen como dadas “naturalmente” por la biología.

En la semana de la ESI -o en los momentos del año que consideren apropiados- pueden sumar al trabajo que ya vienen realizando con las chicas y los chicos, algunas de las actividades que ofrecen los materiales de ESI para el nivel primario de la serie Seguimos Educando¹ del Ministerio de Educación de la Nación y el Programa Nacional de Educación Sexual Integral.

En el caso de Primer Ciclo, el cuadernillo² cuenta con un apartado titulado Garantizar la equidad de género, donde encontrarán varias actividades en torno a las tareas que socialmente han sido asignadas a varones y a mujeres, tanto en el ámbito público como en el privado. 

Para las y los más grandes es posible trabajar con el cuadernillo de Segundo Ciclo en el cual se incluyen recursos y actividades que se pueden tomar tal como están o realizar las adaptaciones que consideren pertinentes en función del grupo. Las actividades Modelos para desarmar (pág. 66) o Lo masculino y sus estereotipos (pág. 69) son ejemplos en donde la reflexión sobre las masculinidades toma  protagonismo.

Estas propuestas de trabajo pueden servirnos para establecer un primer estado de la cuestión, diagramar líneas de trabajo a profundizar, detectar zonas conflictivas e intereses del grupo total o en subgrupos. Es importante que las familias y/o grupos de crianza cuenten con información sobre el trabajo que realizamos en la escuela, porque es su derecho y porque la tarea será mucho más significativa si logramos realizarla de manera conjunta. 

De toda maneras, más allá de lo que decidamos proponer en esta semana en particular, y en la tarea áulica en general, recordemos que desnaturalizar los roles de género (y todo lo que viene arraigado a ellos) es una tarea minuciosa, ardua y cotidiana que implica replantearnos la manera en la que nos vinculamos con las chicas y los chicos, lo que esperamos de sus interrelaciones como pares y, también, lo que les mostramos de nuestras propias relaciones con otras personas adultas.

 


¹ Ministerio de Educación de la Nación. Los cuadernos completos de Seguimos Educando están disponibles en Educar.

² Ministerio de Educación de la Nación. Educación Sexual Integral, nivel primario: primer ciclo: compilación de  actividades; compilado por Silvia Hurrell ; Malen Aguayo. - 1a ed – 2021.