Volver

Desnaturalizar las miradas cotidianas acerca del trabajo

Propuestas para que niñas y niños complejicen y enriquezcan sus miradas sobre el mundo del trabajo.

Creado: 18/04/2022 | Actualizado: 27/04/2022

 

Marco general: 1° de Mayo

Día internacional de las trabajadoras y los trabajadores

En 1889, un organismo de representación de los trabajadores en diferentes partes del mundo, conocido como la Segunda Internacional, estableció el 1° de mayo como el Día Internacional de los trabajadores en conmemoración a los “Mártires de Chicago”. [...]

Continuar leyendo el marco general .

 

“El trabajo es un aspecto de la vida social que se encuentra atravesando profundas transformaciones, las cuales interpelan todos los significados que los sujetos sociales habíamos construido hasta el momento.”

(Lila Ferro, 2010)¹ 

 

La sociedad y la escuela se detienen para recordar ciertas fechas que resultan significativas por distintos motivos. Esta puede ser una buena ocasión para discutir diferentes miradas y también para compartirlas con las chicas y los chicos del jardín de infantes.

El trabajo es y ha sido siempre una actividad fundamental en la vida humana. Más allá de los cambios en el tiempo y en las diferentes sociedades, de los crecientes conflictos y desigualdades, el trabajo en sus más diversas formas y modalidades fue y sigue siendo la actividad principal a través de la cual transformamos la naturaleza y nos procuramos la subsistencia. Al mismo tiempo, el trabajo organiza y da sentido a gran parte de las relaciones sociales, habilita el encuentro con las y los demás, crea grupos, vínculos e identidades colectivas. Pero también las condiciones laborales pueden ser fuente de daños, de desgaste de la salud y de sufrimientos en términos personales y sociales, como lo son la precarización laboral, el aumento del empleo informal y en sus extremos más dolorosos, el desempleo.

 

Propuestas de enseñanza

Las niñas y los niños suelen prestar atención a los logros y a las preocupaciones del mundo del trabajo adulto. Sin embargo, muchos aspectos que conforman este mundo les resultan desconocidos. A otros los consideran como “naturales” puesto que suelen pensar al ambiente social como si fuera independiente del trabajo humano.

Por lo tanto, esta fecha puede ser una buena ocasión para acompañar a las niñas y los niños en este proceso de complejizar y enriquecer sus miradas sobre el mundo del trabajo. Para ello, a propósito de conocer algún recorte del ambiente, es oportuno indagar con el grupo cuáles son los trabajos necesarios para que funcione, por ejemplo, la salita de salud, el comedor del barrio, el supermercado, la radio cooperativa, la huerta comunitaria, la lancha almacén, el jardín de infantes*, etc. O también, cuáles son los trabajos involucrados en la confección de la mesa que tienen en casa o del pan que compran en la panadería.

Otro modo de acompañar a las niñas y los niños en este proceso de desnaturalizar sus miradas es cuestionar la idea de que “existen trabajos que son exclusivos de los varones y otros de las mujeres”. En esta línea, es posible revisar críticamente las tareas que varones y mujeres realizamos en el hogar y conversar e intercambiar acerca de distintos trabajos que las y los estudiantes conocen cotidianamente*.

Para más desarrollo consultar la propuesta “Un sector de juego en la sala” publicada el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Igualdad de derechos, oportunidades y participación para todas las mujeres.

El mundo del trabajo de mujeres y varones viene cambiando muchísimo. En el último tiempo, es posible ver cada vez más mujeres futbolistas*, políticas, científicas, entre otras. Si bien las mujeres con sus luchas siguen conquistando derechos, esto aún no es igual en todos los grupos sociales y en todas partes del mundo, incluso, mujeres y varones continúan percibiendo salarios desiguales ante trabajos semejantes. De hecho, podemos prestar atención a que quienes conducen los tractores, camiones, el transporte público de lanchas, colectivos, taxis, trenes o aviones son, en su gran mayoría, varones.

Para más desarrollo ver la propuesta “El fútbol, ¿un deporte para quiénes?”.

Sin embargo, esta situación está cambiando. En la actualidad, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires, hay una línea de colectivos que recorre la zona de Vicente López que es manejada únicamente por mujeres. Además, existe una nueva aplicación de taxis que nuclea autos conducidos por mujeres. Algunas mujeres pilotean aviones. Pero también sucede que muchas de ellas regresan a sus hogares y siguen con todos los trabajos de la casa a su cargo.

El video “Érica Borda colectivera”, producido por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, presenta el testimonio de una mujer que trabaja como colectivera. (Material recuperado en abril de 2022; su visualización puede generar consumo de datos móviles).

La filmación “Mujeres al volante: Adriana”, cuenta la experiencia de una mujer que conduce un camión. (Material recuperado en abril de 2022; su visualización puede generar consumo de datos móviles).

 


Preguntas que invitan a conversar:

  • ¿Qué trabajos conocen que hacen tanto los varones como las mujeres?
  • ¿Qué trabajos que habitualmente hacen las mujeres podrían hacer los varones?
  • ¿Qué trabajos que suelen ser típicos de varones podrían hacer las mujeres?
  • Y en casa: ¿qué tareas hace cada quien? ¿Quién se encarga de cocinar? ¿De lavar la ropa y los platos? ¿De hacer las compras? ¿Qué otras tareas se hacen diariamente en casa?
  • Todas estas actividades que son necesarias para la vida diaria en los hogares también son consideradas como un trabajo. ¿El reparto de tareas del hogar es equitativo? ¿Qué cambios podríamos hacer para que sí lo sea?

En estos intercambios es fundamental que el jardín reconozca y valore los trabajos que las mujeres de las comunidades de las que forman parte las chicas y los chicos realizan en el hogar o fuera de él como, quienes tejen en talleres textiles, cultivan y cosechan jazmines en las islas, llevan a cabo tareas de limpieza y cuidado en otras casas, etc.

Aún cuando estemos conversando con niñas y niños muy pequeños es importante que las y los adultos reconozcamos la complejidad del mundo del trabajo, su dimensión social, política, cultural y ética para evitar adjudicar los logros y fracasos personales a una mera aptitud o suerte individual y por el contrario podamos comprenderlos en el marco del entramado social que les dan sentido.

Los trabajos de hoy se parecen muy poco a los del pasado y, a la vez, es muy difícil imaginar cómo serán en el futuro. Pero si pensamos que la configuración actual del trabajo es producto de un entramado de relaciones sociales que podría haber sido diferente, es claro que su transformación sigue siendo posible.

 


¹ Ferro, Lila: “Hacer trabajitos” o enseñar el trabajo. Reflexiones acerca de la enseñanza de las ciencias sociales en el nivel inicial. Serie formación y trabajo docente. Edición del Instituto de Investigaciones Pedagógicas "Marina Vilte", CTERA, Buenos Aires, 2010.

 

Imagen de portada: Archivo Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social