Volver

Propuesta pedagógica para la articulación entre el Nivel Primario y el Nivel Secundario

Este material aborda las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemática con el propósito de fortalecer la continuidad de la enseñanza y los aprendizajes entre niveles.

Creado: 28 noviembre, 2022 | Actualizado: 23 de diciembre, 2022

Momentos de esta propuesta:

  1. 1Propuesta pedagógica para la articulación entre el Nivel Primario y el Nivel Secundario
  2. 2Revisar fracciones entre la escuela primaria y la secundaria
  3. 3 La casa de Julia y Ramiro: construyendo con fracciones
  4. 4 Para leer “Los crímenes de la calle Morgue” y otros relatos policiales.
  5. 5 Leer y escribir policiales: entre lupas, trucos y detalles.

En educación, “habilitar” la oportunidad consistiría en descubrir, inventar y hacer que abrigos y travesías les resulten efectivos a otros, y en las infancias desoladas poner vela al viento hacia nuevos destinos en busca de puertos y viajes altamente estimados.

Laurence Cornu (2004)

Introducción

Pensar la educación como derecho se articula con generar espacios de cuidado basados en la confianza, en las posibilidades de aprender de y con las otras y los otros, brindar conocimientos como medios de orientación para interpretar los contextos y permitir la comprensión de la propia historia. Esa confianza implica ofrecer herramientas que permitan a las y los estudiantes procesar la realidad que las y los rodea. Desde nuestro lugar docente, resulta posible ampliar la oferta cultural dando lugar a otros temas, miradas y propuestas. Sin duda, poner a disposición estrategias para entender, interpretar y discutir la realidad, es una de las mejores formas de cuidado que podemos desplegar en la enseñanza.

Son las escuelas, a través de los equipos de conducción, las que funcionan como garantes de las políticas públicas, quienes pueden anudar, entrelazar en las instituciones, las condiciones necesarias que den lugar al despliegue y la concreción de esas definiciones y decisiones políticas. A cada institución escolar le atañe, le concierne, el aprendizaje de sus estudiantes.

El momento de la finalización del Nivel Primario y el inicio de la Escuela Secundaria requiere de un fuerte compromiso de las instituciones de ambos niveles para ofrecer a las y los estudiantes, las mejores condiciones en ese pasaje. Preocuparse, entonces, por sus trayectorias escolares significa asegurarles una continuidad con cambios de una etapa de cierta incertidumbre que, transcurrido un breve tiempo, les dará lugar a apropiarse del “nuevo” espacio escolar.

Para acompañar ese tránsito, cada escuela desarrollará propuestas de enseñanza diversas, según las particularidades de cada estudiante y de cada grupo. Esto implica pensar un escenario formativo que tienda un puente real para que las y los estudiantes transformen sus conocimientos en una herramienta valiosa para seguir aprendiendo otros saberes.

Las Direcciones Provinciales de Educación Primaria y de Educación Secundaria convocan a participar de una instancia de articulación con el propósito de desplazar de lugares centrales del debate público ciertos discursos educativos centrados en ideas que refieren a “las cosas que las chicas y los chicos deberían saber” y poner progresivamente en esa zona central “lo que las escuelas deberían enseñar”, para que el pasaje sea el puente que facilite, más que la articulación, la continuidad de la enseñanza y los aprendizajes. 

Es importante señalar que, en el sistema educativo, se han dado amplias discusiones para abandonar cierta tradición de preparación de repertorios de actividades de articulación al cierre de un nivel y al inicio del siguiente, para reemplazarla por una programación de la progresión interniveles en forma colaborativa, con la previsión de los posibles avances de cada estudiante, desde el punto en que se encuentre en sus aprendizajes. Durante el contexto de no presencialidad y en la etapa de revinculación con la escuela, hemos trabajado en términos de unidad pedagógica para abordar la unidad curricular entre niveles. Desde el retorno a la escolaridad plena, pretendemos dar un paso más hacia el logro de una experiencia de efectiva continuidad.

Las transiciones escolares -de años, docentes, escuelas y niveles- no pueden ser atravesadas como si fueran un camino fluido porque muchas veces implican cambios, otras veces “saltos” y, en pocas ocasiones, continuidades. Como señala la pedagoga Flavia Terigi, estudiantes de una misma escuela pueden tener, a lo largo de su recorrido escolar, distintos puntos de llegada; ciertas discontinuidades en la enseñanza que provocan vacíos en los aprendizajes esenciales. Estos vacíos se transforman en una especie de “tierra de nadie” que suele quedar a cargo de las familias o de las y los estudiantes. De hecho, cada docente del nivel primario y del nivel secundario tiene una representación de lo que tiene que enseñar; pero no es suficiente, debe tener representación, también, de lo que enseñan las maestras, los maestros, las profesoras y profesores, porque somos los equipos docentes los responsables de la continuidad y del intento de hacernos cargo de “la tierra de nadie” para que deje de serlo.

Por su parte, el trabajo entre docentes es un trabajo político-pedagógico colectivo y colaborativo que necesita vincularse con la planificación institucional de la progresión de la enseñanza, con la búsqueda de acuerdos organizativos y con el debate conceptual sobre la enseñanza, a efectos de ofrecer escenarios de continuidad pedagógica a las y los estudiantes que transitan entre ambos niveles.

La discusión sobre la formación para el trabajo autónomo, el reagrupamiento sistemático de estudiantes que requieren fortalecerse en algunos aprendizajes prioritarios, la conversación abierta sobre la inasistencia como obstáculo para el aprendizaje, el acuerdo explícito entre niñas, niños o adolescentes y docentes respecto a las pruebas escolares como cierre parcial del desarrollo de contenidos efectivamente enseñados, son contenidos no específicamente curriculares, que pueden mejorar la experiencia escolar de las chicas y los chicos que inician la Secundaria.

Nuestro intento de establecer conjuntamente un tiempo de continuidad en espacios escolares diferentes –Nivel Primario/Nivel Secundario– propone empezar un proyecto que, en la transición 2022-2023, se detenga en algunos aspectos del trabajo didáctico que involucra decisiones institucionales.

Propuesta didáctica

La propuesta convoca a maestras y maestros de 6° año de Primaria y a profesoras y profesores de 1° año de Secundaria a desarrollar secuencias instaladas en contextos similares para el cierre y el inicio de cada ciclo lectivo, en las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemática. Desarrolla las propuestas de enseñanza destinadas a las y los estudiantes y una descripción de las condiciones didácticas para su implementación. El propósito de estos materiales es que que las y los estudiantes reencuentren, en las aulas del nuevo nivel, espacios de enseñanza reconocibles, retomen lo que ya conocen para reutilizarlo y así puedan ir afirmándose en un territorio cada vez más accesible.

Esta profundización de la articulación entre la escuela primaria y la secundaria requerirá de la participación activa de los equipos de supervisión de uno y otro nivel para orientar –en un trabajo conjunto– a los equipos directivos y docentes de ambos niveles. De aquí en más, será imprescindible que todas y todos consideren la articulación como acciones previstas en la organización anual de la enseñanza, como la búsqueda de continuidades que no resulten sorpresivas para las y los estudiantes que llegan de primaria y que retomen los saberes existentes, los consoliden y expandan o –eventualmente– los instalen en chicas y chicos que lo necesiten.

La transición 2022-2023, por lo tanto, según el acuerdo entre las Direcciones Provinciales de Primaria y Secundaria, será un primer paso. En este material, se ofrece una secuencia de Prácticas del Lenguaje que implica la lectura y el intercambio sobre un cuento policial tradicional (en 6° año de EP) y la profundización de la experiencia lectora para avanzar en nuevas lecturas y escrituras en torno al subgénero (1° año ES)

En cuanto a Matemática, los 6° años de Primaria intensificarán la práctica, la reflexión y el estudio de los números racionales. Esos saberes se retomarán en nuevas situaciones problemáticas y en la posibilidad de revisar y argumentar a partir de lo ya visto, para ampliar y profundizar al iniciar 1° año de Secundaria.

Si bien los Equipos Directivos tendrán a su cargo la responsabilidad de los aspectos organizativos de cada proyecto de articulación coordinando las diversas acciones, ambas Direcciones plantean, con más especificidad, tener en cuenta acuerdos entre docentes de ambos niveles. Esto es, que puedan establecer acuerdos para desarrollar las propuestas didácticas contextualizadas, con el objetivo de generar un contexto conocido en el que las y los ingresantes al nivel secundario puedan reconocer y poner en funcionamiento lo que saben.

 

Reflexiones finales

Sabemos que ingresar a la escuela, permanecer en ella y transitar los distintos niveles obligatorios con aprendizajes de calidad, se constituye en un derecho de cada una de las niñas, los niños y adolescentes. La articulación entre niveles se torna ineludible como responsabilidad de los actores educativos e interpela a todas, todos y a cada una y cada uno de quienes participan en la trayectoria escolar para garantizar los derechos educativos de igualdad, inclusión y calidad.

 

Bibliografía

Cornu, L. (2004). “Una ética de la oportunidad”, en G. Frigerio y G Diker (Comps.). Una ética en el trabajo con niños y jóvenes. La habilitación de la oportunidad. Buenos Aires: Novedades Educativas.

Frigerio, G. (2006). “A propósito de la igualdad”, en Martinis, P. y P. Redondo (Comps.). Igualdad y educación. Escritura entre (dos) orillas. Buenos Aires: Del Estante Editorial.

Nicastro, S. y Greco, B. (2009). Entre trayectorias, escenas y pensamiento en espacios de formación. Buenos Aires: Homo Sapiens.

Terigi, F. (2009). Las trayectorias escolares, del problema individual al desafío de política educativa. Buenos Aires: Ministerio de Educación de la Nación/ OEA.

Imagen de portada: Pixabay